El mayor reto cuando te propones viajar solo o sola por el sudeste asiático es el psicológico, digamos que para viajar solo/a te hace falta una mochila, un par de camisetas y un bañador, algunos ahorros tampoco muchos y romper con todo.

Cuando lo dejé todo para viajar por el sudeste asiático

No me costó despedirme, a todo el mundo le duelen las despedidas pero ¡joder! a quién coño le apena irse a perseguir sus sueños. A parte, seamos sinceros, si te quieres ir es que la vida dónde sea que la estés viviendo no te llena. Creo que eso es lo que me pasó a mí, tengo mil ideas, planes y ganas de hacer cosas y ahí está el resto, que si hoy tengo que ver Netflix, que si mañana trabajo o que si porqué no vamos a cenar al mismo restaurante en el que hemos ya cenado 200 veces. ¡Joder! Será que no hay mundo. Lo fácil sería echarle la culpa al resto, de hecho lo hice durante mucho tiempo pero luego pensé, si quieres cambiar algo cambia tú.

Hombre o mujer solitaria

Viajar solo o sola y la soledad

La soledad parece, en un mundo en el que tenemos que ocupar absolutamente cada segundo de nuestra vida en algo, la peor de nuestras pesadillas. Pero la soledad es preciosa, la soledad no es más que tiempo para ti, para tus pensamientos. La soledad vale tanto que cuando aprendes a apreciarla hasta deseas que nadie te la quite. A veces deseo coger un autobús de 12 horas porqué sé que me servirá para leer, pensar, valorar mi vida y apreciar mi soledad. Pero seamos sinceros una vez más, el sudeste asiático está lleno de viajeros, además aquí te cuento algunos trucos para conocer gente mientras viajas, no vas a estar solo, te saldrán viajeros y amigos de debajo de las piedras, al final hasta casi desearás algún momento de paz para ti mismo/a.

Viajeros charlando

La hora de la verdad

La hora de la verdad llega ese día, el día en que te vas a viajar solo o sola por el sudeste asiático, ya tienes tu mochila llena, a rebosar mejor dicho al final te sobre de todo. Ese fue el peor y el mejor día de mi viaje, nunca se juntaron tantos sentimientos de golpe en mí, supongo que sería la acumulación de todos los nervios y pensamientos hasta la fecha, pero eso solo fue la demostración de que estaba aconteciendo, el cambio que siempre había deseado, irme a explorar el mundo.

Muchas gracias por leerme

Hola viajero/a, yo no soy nada más que eso, un chaval que un día lo dejó todo y se fue de viaje, ni soy el más aventurero, ni el que más dinero tiene, ni soy una campaña de marketing para que te vayas a viajar por el sudeste asiático, más bien todo lo contrario. Espero que este sea tu momento, que si ha llegado lo hagas, tu solo, tu sola sin miedos porqué va a ser lo mejor que te pase en la vida.

Anima a otra gente a romper con todo !Comparte!