TODOS VIAJAN MENOS TÚ

El título suena un poco provocativo, pero esa es mi intención, provocarte para que te vayas de viaje. No te puedes creer cuanta gente viaja, ni siquiera me lo creo yo. El tema de como viajan es a parte de esta publicación de eso podemos hablar otro día. Pero es que todo el mundo viaja, los hostales están repletos de ingleses, franceses, nórdicos, argentinos, chilenos y en menor medida el resto de países occidentales. Viajar está a la orden del día en occidente y aunque a ti te parezca un mundo miles de personas ya lo están haciendo.

Estaban todos menos yo

Una de las experiencias más chocantes que tuve al llegar al sudeste asiático fue la de encontrarme a “medio mundo” permíteme la expresión, viajando. Me recordó a aquella canción de Sabina que decía “estaban todos menos tú” aunque el significado no tenga nada que ver ¿pero acaso las canciones no toman el significado que nosotros les queramos dar?

El momento oportuno

Casi se podría decir que había llegado tarde a la fiesta, pero no, la fiesta también estaba montada para mí. El mundo viajero no es una fiesta exclusiva de Channel, más bien las fiestas del pueblo, dónde todos son bienvenidos a cualquier hora. Había llegado en el momento oportuno y la verdad es que el momento oportuno empezó hace ya muchos años y no creo que acabe en ningún momento. Quizá en el momento que se acabe la humanidad, bueno pensándolo bien quizá no quede tanto.

El momento oportuno es siempre, el momento oportuno es ¡ya!

Siempre será un buen momento para viajar pero si ya lo tienes en la cabeza es que este es tu momento. Es exactamente eso, no se trata de que momento sea afuera sino de que momento es dentro de ti.

Sigue leyéndote la publicación sobre El secreto de cómo dejarlo todo e irte a viajar por el mundo

¿QUÉ TE PARECE DEJARLO TODO ATADO E IRTE A VIAJAR POR EL MUNDO?

“Dos años de ahorros, trabajo y preparación pero una idea clara, irme a viajar por el mundo”

Entré en aquel círculo en el que entramos todos, alquilé una casa, encontré un trabajo digno y empecé a pagarme mis cosas, móvil, luz, etc. Obviamente, también me compré un coche y una moto y no adopté un perro porque como no sé cuidar de mi mismo me daba miedo que tampoco pudiera hacerlo con él. Da igual lo que tuviera lo importante es el trasfondo, había ya organizado una vida más o menos como todo el mundo, con mis posesiones, mis amistades, etc.

Dejarlo todo atado y bien atado

Yo no soy de dejar las cosas a medias, ni de hacerlas mal hechas, si me comprometo a hacer algo lo hago y lo hago con profesionalidad y respeto hacia los que me rodean. Creo que esa es la única forma de hacerte valer como persona, no se trata de ser el que más tienes o el que mejor vida lleva, se trata de que los que están a tu alrededor puedan confiar en ti y que cuando salgan a la calle y necesiten algo sepan que tu eres una persona digna, fiable y con principios.

Así que mi decisión de dejarlo todo e irme a viajar no fue una cosa de la noche a la mañana, acordé el fin de mi contrato con Carles (propietario de mi piso en Barcelona) y comenté mi intención de irme a viajar a Tamara y Carles, los propietarios de The Bicycle Apartments, unos modernos apartamentos turísticos con inspiración ciclista. Allí trabajé durante dos años y aprendí a amar la hostelería, de hecho tanto fue así que hasta realicé unos estudios de máster en dirección hotelera. Si, lo has oído bien dos años de ahorros, trabajo y preparación pero una idea clara, irme a viajar por el mundo.

Si eres buena persona te rodearás de buenas personas

No pudo ser más fácil, como manda este subtítulo: si eres buena persona, te rodearás de buenas personas. Fue tan fácil que mis “jefes “, que son experimentados viajeros me ayudaron más que nadie a montar mi viaje (bueno obviamente mis padres un poquito más, pero quitamos los lazos familiares de esta ecuación pues estamos hablando del día a día de cualquier persona)

Haz las cosas bien y tu viaje saldrá a la perfección

¿Quién necesita planes cuando hace las cosas bien? Todos sabemos que cuando las cosas se hacen bien todo sale a la perfección. Los planes son para cuando no tienes tu vida bajo control, pero si ya la tienes entonces preparate, empieza a comentar tu idea, cómprate el billete, la mochila y ¡vete!

Tú eres el patrocinador de Viajando Sin Planes

Este blog lo hago para que la gente rompa con este sistema y se vaya a descubrir el mundo y a si mismo, por eso no quiero hacer ninguna publicación o podcast patrocinado por ninguna empresas. Este proyecto es por y para la gente.

Apóyame con un aporte único o mensual a tu elección a través de PayPal, tú pones el número pero no más de un euro.

Cada semana comparto en mi cuenta de Instagram +6k fotos y cuentas de todos los que me apoyáis (solo cuentas personales). No te olvides de mandárme tu cuenta a [email protected] y además recibirás los podcast exclusivos que creo para suscriptores de iVoox.

LA RAZÓN POR LA QUE TIENES QUE CAMBIAR TU MUNDO

“Solo cambiándote a ti mismo puedes cambiar la percepción que tienes del mundo”

No lo entendía muy bien, tengo amigos, una carrera, una familia que me quiere y me apoya y toda esa lista de cosas que se supone que tienes que tener para ser feliz. Mira si lo entendía poco que me empecé a comprar tacitas de estas que te dicen “Hoy va a ser el mejor día de tu vida”, “la vida es alucinante”,” Sal ahí y comete el mundo” y etcétera, etcétera, etcétera.

Pero afrontemos la realidad, por mucho que te digan que hoy va a ser el mejor día de tu vida y por mucho que lo repitas, si no lo es, no lo es. Me llevó bastante tiempo entenderlo todo pero al final lo comprendí, si quería cambiar algo tenia que cambiarme a mí, porqué estaba claro que el mundo no iba a cambiar. Más bien dicho el mundo es la percepción que tú tienes de él.

“Si quieres cambiar algo, cambia tú”

“Si quieres cambiar algo cambia tú” decía una canción de un rapero bastante conocido en España y supongo que en el resto de países de habla hispana también, Kase O de Violadores del Verso. Nunca he sido un amante del rap pero hay que reconocer que el mensaje de sus letras es muy poderoso, de eso si soy amante, del poder de las palabras.

La realidad es tan simple como esta frase, no, no tienes porqué llevar la vida que te han dicho que has de llevar. No, ni siquiera tienes que ser feliz por hacer las cosas que a otra gente les hace felices y permitime dudar que les haga felices, pues más bien parece que a la gente más que ser feliz se tira el día aparentándolo, ¿Quién aparenta lo que ya tiene?

¿Y si esta vida no es para mí?

¿Y si vivimos de otra manera? ¿Por qué no empezamos por cambiarnos a nosotros mismo en lugar de cambiar al resto? La revolución interior empieza en el mismo sitio que acaba, en ti mismo. Sal a fuera, vete a explorar otros horizontes, descubre otras vidas o simplemente habla con nuevas personas, seguro que el mundo tiene un plan para ti.

VIAJAR SIN PLANES, LA ÚNICA FORMA DE VIAJAR

“Viaja sin planes, deja que la vida te lleve”

¿Por qué tenemos que saber a dónde vamos?¿A caso sabemos dónde va nuestra vida?¿Por qué debemos entonces decidir como será nuestro futuro de antemano?

En internet solo existen dos opciones, planificar tu viaje de por libre o hacerlo con agencia pero que pasa si no planificamos. Viajar sin destino no es más que dejar que la vida te lleve, si ayer no eras el mismo que hoy y mañana vas a ser diferente también ¿Por qué tienes que saber hoy dónde vas a ir mañana?

Deja que la vida te lleve, planear tiene el problema que siempre crea expectativas superiores a la realidad y por lo tanto casi siempre acaba haciendo tu viaje menos impresionante. Yo te propongo otro plan, no hagas nada, solo compra tu billete y vete. Pregunta, conoce gente local, deja que tu viaje lo hagan las personas que vas conociendo y las lecciones que vas aprendiendo. El miedo a perderse algo, a no saber dónde dormir, a quedarse solo, solo lo tienen aquellos que no están seguros de si mismos. ¿Crees en ti? Entonces coge tu mochila y empieza a caminar…