EL PLACER DE NO SABER QUE DÍA ES

Creo que mucha gente moriría o entraría en un ataque de ansiedad si no sabe que día es. Irónicamente la organización diaria, el trabajo rutinario y la necesidad de control sobre el tiempo de la sociedad occidental es lo que provoca esa ansiedad.

EL TRABAJO ES COMO UNA DROGA

Lo oí cuando mi abuela dejo de trabajar – No sé que voy a hacer ahora sin trabajar – y también ahora que mi tía se ha jubilado – No se si me podré acostumbrar a no trabajar.- Lo cierto es que es complicado escapar de esa vida de 8 a 5. Es tan organizada, trabajo 8 horas 5 días a la semana en las que ocupo mi mente en trabajar, comer y dormir y luego tengo 2 días libres para disfrutar y quejarme de que pronto la libertad se acabará aunque por dentro deseo que esa libertad se acabe porqué no sé que hacer con ella.

UN DÍA VIAJANDO

Yo no tenía miedo de mi libertad porque jamás la supedité mi trabajo pero un así sufrí ansiedad. La ansiedad de que luchar por vivir libremente podría dejarme solo y fuera del sistema. Viajando conocí a gente que vivía sin saber que día era, esa es la vida por la que quiero luchar. Una vida en que vivir sea más importante que trabajar.

FUERA DEL SISTEMA

No se si voy a vivir fuera del sistema pero como decía un presentador de televisión en España “SI ESTE ES EL SISTEMA YO ME DECLARO ANTI-SISTEMA”

SI LA VIDA ES UNA SIMULACIÓN VAMOS A VIVIRLA

Hablaba con unos amigos y de golpe salió este tema, el otro día leí que “Vivimos en una simulación” en realidad solo se trata de una teoría científica tan probada como la de que exista dios. En cualquier caso, esto nos lleva a la siempre latente questión ¿A qué hemos venido a este mundo?

Ni dioses, ni simulaciones

Des de mi punto de vista, que la vida sea o no una simulación es completamente irrelevante, ¿la sientes?,¿la vives?,¿la disfrutas? Pues eso es todo, si estamos aquí probalemente la respuesta a la pregunta ¿Qué es la vida? es tan subjetiva que ni una probada respuesta científica nos aportaría ninguna claridad.

Si estás vivo, vive tu vida

Creo que eso es para mi la vida, creo que eso es para casi todos, dicen que la vida podría ser como un Grand Theft Auto super avanzado, bueno están los que cogían las armas y se ponían a matar a diestro y siniestro y estaban los que cómo yo nos dedicábamos a coger todo tipo de transportes disponibles y nos ibamos a dar vuetas por el mapa.

Coge tu avión y vete a explorar el mundo

Matar está pasado de moda, matar es para ignorantes y locos, así que coge tu avión, coche, autobús o pies y vete a dar la vuelta al mundo.

LA DECISIÓN DE VIVIR LEJOS DE LOS QUE TE QUIEREN

Ayer cogí el vuelo, el regreso del regreso y creo que está más claro que nunca, mi vida está a fuera. Mi vida está lejos de los que me quieren, pero no porque no pueda corresponder a ese amor. Si no más bien porque el amor correspondido solo existe si ambas partes son felices.

La decisión ni se toma ni se deja de tomar

Mi vida es como la de cualquier otro, simplemente tomo y dejo de tomar decisiones pero ni más ni menos importantes que las de los demás. Me fui a viajar convencido que afuera me aguardaba algo diferente y lo encontré, volví a casa hace dos semanas con vuelo de regreso a Tailandia y con la idea de tomar otra perspectiva de mi casa.

No puedo vivir en mi casa

Me habló mi cabeza, mi corazón y sobretodo me hablaron todos aquellos que me vieron partir hace más de un año y les vi convencidos de que debía seguir. Si ellos que están viviendo la vida que se supone que me aguarda e nmi ciudad, me animan a seguir es que tan mal no me está yendo.

Debo viajar

Debo viajar porque me lo pide mi cuerpo, mi mente y mi corazón. Debo viajar porque sin los prejuicios y normas sociales preestablecidas yo mismo soy otra persona, so y quien quiero ser. Me dicen ¿pero por qué no eres quien quieres ser en tu casa? Pero la respuesta solo se aprende viajando…

EL DÍA QUE BUDA LO DEJO TODO Y SE FUE DE VIAJE

El otro día en la cuenta de Instagram de Viajando Sin Planes contaba unas cuantas curiosidades sobre Buda y es que Siddhartha Gautama antes de convertirse en Buda fue un viajero.

Siddharta lo probó todo

Él nació en el seno de una familia rica, obvio si no no hubiera sido famoso, pero la realidad es que Siddhartha se fue a viajar a descubrir mundo. Antes de encontrarse a si mismo, Siddhartha fue un fiestero, probó y vivió todas las vidas que se podían vivir.

Lo que quiero decir

Viajar es un poco eso, no es tanto irse a encontrar la paz interior sino más bien irse a probar todas las vidas que podríamos vivir. Viajar es ir a probarse y descubrirse, no hay que ir mucho tiempo, ni muy poco, simplemente se trata de ir a ver la vida para ver que vida es mejor para ti.

MI PAÍS ES MEJOR QUE EL TUYO

No falla, viajas por el mundo y todos creen que su país es el mejor. Los franceses creen que su comida es la mejor, los argentinos que su té es el mejor, los españoles que su vino es el mejor, los alemanes que su cerveza es la mejor y así podríamos llevarnos un largo etcétera de países y cosas en lo que son los mejores.

El onanismo occidental

No me canso de escuchar lo bueno que es el país de cada uno y no creo que sea culpa nuestra sino de ese onanismo occidental que nos hace identificarnos en términos de mejores y peores. Yo creo que lo mejor que he aprendido de viajar es que mi país no es mejor que ningún otro sino que cada país y cada persona es diferente y hay que saber apreciarla.

Viajar te hace humano

No sabría muy bien como definir ese sentimiento pero lo llamaría nacionalismo común. Todas las naciones, todas las personas son únicas e impresionantes siempre que permitan vivir a los otros. Así que si, tu país es el mejor pero ver otros países te hace descubrir que todos los otros países también son los mejores.