LA DECISIÓN DE VIVIR LEJOS DE LOS QUE TE QUIEREN

Ayer cogí el vuelo, el regreso del regreso y creo que está más claro que nunca, mi vida está a fuera. Mi vida está lejos de los que me quieren, pero no porque no pueda corresponder a ese amor. Si no más bien porque el amor correspondido solo existe si ambas partes son felices.

La decisión ni se toma ni se deja de tomar

Mi vida es como la de cualquier otro, simplemente tomo y dejo de tomar decisiones pero ni más ni menos importantes que las de los demás. Me fui a viajar convencido que afuera me aguardaba algo diferente y lo encontré, volví a casa hace dos semanas con vuelo de regreso a Tailandia y con la idea de tomar otra perspectiva de mi casa.

No puedo vivir en mi casa

Me habló mi cabeza, mi corazón y sobretodo me hablaron todos aquellos que me vieron partir hace más de un año y les vi convencidos de que debía seguir. Si ellos que están viviendo la vida que se supone que me aguarda e nmi ciudad, me animan a seguir es que tan mal no me está yendo.

Debo viajar

Debo viajar porque me lo pide mi cuerpo, mi mente y mi corazón. Debo viajar porque sin los prejuicios y normas sociales preestablecidas yo mismo soy otra persona, so y quien quiero ser. Me dicen ¿pero por qué no eres quien quieres ser en tu casa? Pero la respuesta solo se aprende viajando…

EL DÍA QUE BUDA LO DEJO TODO Y SE FUE DE VIAJE

El otro día en la cuenta de Instagram de Viajando Sin Planes contaba unas cuantas curiosidades sobre Buda y es que Siddhartha Gautama antes de convertirse en Buda fue un viajero.

Siddharta lo probó todo

Él nació en el seno de una familia rica, obvio si no no hubiera sido famoso, pero la realidad es que Siddhartha se fue a viajar a descubrir mundo. Antes de encontrarse a si mismo, Siddhartha fue un fiestero, probó y vivió todas las vidas que se podían vivir.

Lo que quiero decir

Viajar es un poco eso, no es tanto irse a encontrar la paz interior sino más bien irse a probar todas las vidas que podríamos vivir. Viajar es ir a probarse y descubrirse, no hay que ir mucho tiempo, ni muy poco, simplemente se trata de ir a ver la vida para ver que vida es mejor para ti.

EUROPA ES UN TIMO

Creo que la única cosa buena que nos ha traído Europa y en concreto esa prometedora Unión Europea que nos iba a dar progreso, derechos, trabajos dignos y libertad es la libre circulación de las personas. Vaya para eso no hace falta ni ser de la Union Europea con ser blanco y de un país del “primer mundo” ya vale.

¿Dónde está el trabajo digno?

Parece que con lo del progreso se trajeron los nombres modernos, las empresas internacionales, la vida ordenada, respetuosa con el medio ambiente, la sanidad de calidad y muchas veces pública (tristemente sigue sin ser un servicio 100% público). Esas cosas están muy bien, pero ¿y los salarios? ¿Quién a día de hoy puede decir que tiene una carrera prometedora, un salario digno y un proyecto profesional de por vida?

Yo no sé si podría vivir tu vida

Eso me dice mucha gente, y a la publicación anterior me remito. Pero la verdad es que te daría la razón, tú no estás hecho/a para la vida viajera pues tampoco soy de pelearme con los que se aferran a sus creencias por encima de todo. Lo que pasa es que realmente me pongo a sopesar y entiendo que te guste la vida occidental, pero claro luego me pongo a mirar lo que esta nos está prometiendo a todas y cada una de las personas que vivimos en él y pienso: “hombre la vida viajera te da incertidumbre, pero es que la vida Europa no te da más que la ilusión de un futuro mejor que hace 20 años que no llega”