Press "Enter" to skip to content

CUÁL ES LA MAGIA DEL SUDESTE ASIÁTICO Y PORQUÉ BALI NO ENAMORA

«Si realmente viajamos buscando personas es cuando realmente aprendemos de nuestros viajes. Paisajes espectaculares hay en todo el mundo, pero las personas son únicas de cada lugar. Esa es la magia del sudeste asiático»

Me está costando disfrutar de Bali, la primera vez ya tuve esa sensación, pero como llevaba mucho tiempo viajando sin descansar lo achaqué al cansancio. Pero esta vez es diferente, esta vez he llegado a Bali con ganas de descubrirlo y disfrutarlo, pero como pudisteis ver en mi Instagram me esta costando mucho.

Descubrir Bali

Descubrirlo es fácil, coges una moto y te vas a viajar sin planes por la isla, si algo tiene Indonesia que no solo Bali es que la naturaleza es espectacular y claro eso hace que sea fácil disfrutar del paisaje, que cada día acabe con una puesta de sol y por supuesto que puedas hacerte fotos que en ningún otro país del sudeste asiático puedes hacerte.

La magia perdida

Pero le falta algo o más bien hay algo que destroza la experiencia completamente y es su gente. Obviamente esto no significa que toda su gente sea así pero sí que es verdad que al menos unos cuantos lo son. Como decía un lector del Instagram de Viajando Sin Planes: “Si habla muy bien inglés desconfía” y de añadido “de primeras no te fies de nadie”.

La magia del sudeste asiático es su gente

Claro, será que seis meses en Tailandia me han vuelto demasiado confiado. O puede ser que esa sea la magia del sudeste asiático, su gente. Probablemente ese es el activo principal de un país o el motivo principal de mi curiosidad cuando lo visito.

Lo que esconde de único lo esconde de mafioso

Casas cerradas, miradas desconfiadas, sonrisas interesadas y construcciones oscuras pues la arena de Bali es toda volcánica. Le dan un toque misterioso, un aire místico y un toque único. Pero todo lo que esconde de misterioso, lo esconde también de malas prácticas, estafas y comportamientos que distan mucho de la hermandad que se siente viajando.

Tradición balinesa

Claro que si estás en tu viaje anual de vacaciones de la vida de 8 a 5 tampoco te debe importar mucho. Vienes de occidente, ya desconfiado pues ya se sabe que allá dónde haya dinero y posesiones empieza la desconfianza. Y claro como vas a contar que tus vacaciones las arruinaron unos cuantos estafadores y unas personas que solo querían tu dinero.

Claro que con dinero y poco tiempo Bali es diferente, simplemente aceptas sus estafas con mantras como “aun así es baratísimo” o “hay que pagar por entrar pero la cascada vale la pena” como lo que hiciera valer la pena a una cascada fuera el precio que le ponen una panda de mafiosos locales.

Estafas balinesas

Entre otras está la obligación de contratar guías que no hacen nada para cosas que no lo requieren, llevarte a probar cafés y tés “gratis” en Tegallagan, cobrarte el doble por comidas y reírse en tu cara. Y bueno un sinfín de presiones para hacer cosas que quizá ni te apetezca hacer.

¿Cuál es la magia de un lugar si su gente solo quiere estafarte?

Pero dejando a parte las estafas, lo que quiero venir a decir es cuál es la magia de un lugar si su gente lo convierte en una mierda. ¿Dónde ha quedado la magia del sudeste asiático, aquellas tradiciones milenarias y la simpatía local en Bali? Así ha derivado Bali en lo que ha derivado, así han cambiado sus dioses por aquél falso dios que todo el mundo diviniza y que desposee a las personas de cualquier valor social o cultural, el dinero.

La mágia del sudeste asiático que no tiene occidente

La magia de viajar, la magia del sudeste asiático son sus personas, su cultura local, su comida. Eso es lo que lo hace tan diferente del enlatado y estandarizado mundo occidental. Salir de las pizzas, las hamburgesas, la prepotencia y la individualización. No quiero decir con eso que las personas en Asia sean más libres, pero seguramente son más humanas.

Además creo que si realmente viajamos buscando personas es cuando realmente aprendemos de nuestros viajes. Paisajes espectaculares hay en todo el mundo, pero las personas son únicas de cada lugar.

Anima a otra gente a romper con todo !Comparte!

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *