Blog para romper con todo

¿POR QUÉ NOS GUSTA SUFRIR?

«Sufrir tiene el mismo efecto que esforzarte por algo, te hace sentir vivo»

Yo creo que nos gusta sufrir, no en el sentido de dolor, pero si un poquito como para darte cuenta de dónde estás y lo que haces. Estaba hoy en Medewi, uno de los mejores lugares para surfear en el oeste de Bali. El alojamiento que escogí no tenía agua caliente, pero tampoco fue un problema. Aun así eso me hizo pensar.

¿Por qué necesitamos agua caliente?

Si has estado en Bali puedes saber que el clima tampoco es que sea muy muy cálido, pero el hecho de ducharme con agua fría me hace sentir uno más de la vida indonesia. Si ellos no usan agua caliente, por qué yo debo tener esa comodidad? Ese es mi primer planteamiento y creo que es bastante justo, pero más allá de eso la verdad es que el agua fría me sienta bien, me hace sentir vivo.

Levantarse pronto y empezar a vivir

Un ejemplo es esta mañana me levanté a las 7 para ir a surfear, el sol aún no calentaba por lo que salí de la habitación medio tiritando. Cogí mi moto y fui a tomar un café. Nada de lujos el café era de sobre y me costó la friolera de 20 céntimos de Euro. Ni que decir que ya que estoy hablando de esto, el café lleva aceite de palma con el que empresas como Unilever o Nestlé están destrozando las selvas de Indonesia. ¿Dónde está el aceite de palma? En todo, comida, bebida, combustibes, etc.

Pero bueno sigo con la historia, cogí mi tabla y aprovechando que la marea aún estaba baja me lancé a surfear. Bueno antes de surfear toca pasar un poco de frío al entrar al agua y remar dos kilómetros hasta las olas. Sienta bien, no lo notas aún pero tu cuerpo va diciéndote sigue así que esto me gusta. Revolcones y sustos aparte desgraciadamente esta mañana la única ola que cogí me mando al fondo del mar. Aun así sigo vivo parece pues estoy escribiendo estas palabras.

Esta foto es de hace un par de días en
Canggu, la verdad es que de Medewi no tengo nada pues cuando disfruto no estoy por tomar fotos

Me tocó esforzarme y me tocó sufrir

Remé durante casi dos horas, la única ola que cogí me mandó al fondo del mar con el consiguiente susto de cuando no sabes si saldrás del agua. Salir del agua tampoco fue tarea fácil, pues las olas me golpearon contra alguna que otra roca. Salí vivo, conducí a través de los campos, las vacas sonreían, aquí son felices. Aun que su final siempre es el mismo, aquí viven sin prisa y sin temores. Me quité la sal con una manguera y respiré. Dicen que esta vida es dura, pero yo a esta vida la veo real. Podría estar ahí levantándome cada mañana a las 7 para ir a una oficina, trabajar ocho horas, ver Netflix, ducharme con agua caliente e irme a dormir en un a cama de latex y tapado con un edredón de más de 100€. Si he sacrificado cosas, he elegido sufrir y no vivir con tantas comodidades. He elegido café de sobre, agua fria, revolcones, golpes y mosquitos. Pero joder aquí si que me siento vivo y no en esa vida robótica en la que nos han educado y prometido la felicidad.

Vida artificial

Si somo seres vivos, si somos animales y venimos de la naturaleza porqué nos empeñamos en rodearnos de vida artificial, quizá esta sea la realidad de la crisis existencial que sufre occidente. Quizá ahí empiece tu cambio y ahí empezó el mio!

Muchas gracias por leerme

Hola viajero/a, ya sabes que me gusta dar las gracias ya que esta de moda la despersonificación pero yo quiero crear comunidad. En el sentido de que nos demos cuenta que todos somos humanos y hermanos. Espero que te haya gustado esta reflexión y me perdones los últimos días sin escribir. Pero cuando se está viviendo no siempre se tiene tiempo para todo.

Anima a otra gente a romper con todo !Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *