Press "Enter" to skip to content

RAILAY SIN PLANES, LA ISLA QUE NO ES UNA ISLA (ALTERNATIVA A KOH PHI PHI)

Sigo mi encarecida lucha contra el «tienes que ir» y si antes de ayer desmitificaba Koh Tao para explorar la supuesta «isla de la fiesta» Koh Phangan. Hoy te propongo una alternativa a la sobre turistificada Koh Phi Phi, te invito a explorar Railay sin planes.

Te dejo tres podcasts por si eres más de escuchar que de leer o si eres de ambos:

Si decidí llamar a mí blog Viajando Sin Planes es por algo y es que esa es mi manera de viajar. Pero todo empezó con el podcast de Viajando Sin planes y es que la idea es que si viajo sin expectativas sobre el lugar al que voy mi mente está mucho más abierta a vivir todo tipo de experiencias.

Visitar Railay sin planes

Vamos a ellos, la verdad es que hay pocas cosas más fáciles que viajar sin planes e ir a Railey no es una excepción. Para situarnos en el mapa, Railey es una pequeña península escondida tras un parque natural (no accesible de ningún otro modo que en barco, por lo que te sentirás como en una isla) detrás del cual se encuentra la playa y pueblo de nombre Ao Nang. El barco se coge desde la misma playa sin reserva ni nada, si no me equivoco cuesta 190 baths.

Estos son los famosos barcos que también te llevan a Koh Phi Phi

¿Por qué Ao Nang y no Krabi?

Ao Nang no es más que el puerto de salia para ir a Koh Phi Phi o al resto de islas del archipiélago por lo que no tiene complicación llegar ahí. Pero a mi al menos me surgió la duda, ¿Krabi o Ao Nang? La respuesta es fácil, si quieres coger un barco a Railay sin tener que pagar un taxi al puerto debes alojarte en Ao Nang.

¿Qué hacer una vez llegas a Railay?

Para ser honestos la «isla» se visita en un día y a pie, pero todo depende del tiempo que tengas. Es decir si eres de los de acumular y cuantos más sitios hayas visitado mejor o eres de los de disfrutar y tomarse la vida con calma. SI eres de los segundos un par de días o tres y probar la escalada no es una mala idea.

¿Es recomendable la escalada?

Hace dos años empecé a escalar y puedo asegurar que es un deporte segurísimo donde cada acción se comprueba mínimo dos veces. Es decir no hay ni peligro, ni riesgo si las cosas se hacen bien. Preguntar por recomendaciones a otros extranjeros que hayan escalado allí es lo mejor que puedes hacer.

Escalar además es un deporte que engancha. No se si es por la adrenalina o aquél sentimiento de paz interior al alcanzar el tope y poder bajar. Las sensaciones son indescriptibles, pero te aseguro que lo recordarás toda tu vida. Y ¿Quién sabe? Quizá te aficionas a ello!

Muchas gracias por leerme

Hola viajero/a, ahora ya solo queda que tú me cuentes como fue tu experiencia en la «isla» de Railay sin planes. Espero que te guste la propuesta.

Anima a otra gente a romper con todo !Comparte!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *