Press "Enter" to skip to content

CAMBOYA Y EL ATROZ GENOCIDIO QUE NADIE NOS CONTÓ

A veces necesitas una playita con palmeras, un coco y un mango y otras vas viajando, como si nada, ya habiendo escapado de tu vida empaquetada. Y entre la magnitud y belleza abrumadora de Angkor wat y la paradisíaca isla de Koh Rong Samloen, ambos en Camboya, te topas con una historia que nadie te contó. El genocidio de los jemeres rojos.

El mayor genocidio en términos porcentuales del siglo XX

Phnom Penh, una ciudad que a día de hoy alberga calles bulliciosas, restaurantes de primera línea y porqué no decirlo también, mafias de prostitución. Hace poco más de 40 años albergó el centro de tortura S21 y los campos de la muerte de Choeung Ek. Del segundo lugar salí llorando, pero mi pregunta una vez calmados los sentimientos fue: Por qué nadie nos contó semejante genocidio?

Cadáveres camboyanos en la torre del homenaje de los campos de la muerte

Lo que aprendí

Ya había tenido esa sensación en lugares como Auswitch en Alemania, pero visitar los campos de la muerte de Choeung Ek me dejó por los suelos. ¿Cómo el ser humano es capaz de cometer semejantes atrocidades?¿Cómo puedes ser el mismo después de conocer la historia de este país en el que todo el mundo te saluda y te sonríe. Será la cabezonería humana de ser feliz que les anima a ellos a olvidar y cambiar su destino. Después de esa experiencia solo pude dar las gracias a la vida por viajar.

Mi pequeña aportación, dar a conocer el genocidio de los jemeres rojos

Desde la humildad del alcance de mis podcast he querido contar a su vez, las delicias de la sociedad Camboyana y dedicar un especial al atroz genocidio, pues si los camboyanos tienen el derecho a olvidar, nosotros tenemos el deber de conocer.

Anima a otra gente a romper con todo !Comparte!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *