Blog para romper con todo

LA IGNORANCIA, EL DINERO Y LOS YONKIS QUE LO CONTROLAN

Hay preguntas que solo me he hecho yo, esas preguntas de las que tienes la fehaciente sensación que más de uno se ha hecho antes y los que no probablemente vivan en la ignorancia absoluta, no quiero decir que hacerse según que tipo de preguntas te hace menos ignorante pero al menos te hace conocedor de ella.

Un billete de avión y unos cuantos ricos

No se si es en la misma cama de ayer o en el incómodo autobús en el que hoy deposito mis posaderas, si se le puede llamar así a cada uno de los huesos que mañana se van a arrepentir de no haber mirado si había un avión que coger por el mismo o, a estas alturas, menor precio que el que pagué por el autobús. ¿A quién pagan menos que lo suficiente para sobrevivir para que yo pueda coger un avión a tan ridículo precio? Deben ser aquellos de los que hablaba en el capítulo de las cucarachas los que también en Europa fingen no poder pagar más a sus trabajadores mientras escalan posiciones en la lista de personas más ricas del mundo.

Yonkis del dinero

Tanto dinero y yo que cada día necesito menos, no porqué dejara el alcohol, sino más bien porqué todo lo que me llena no tiene ningún valor económico. Lo único que me da miedo es que todos los drogadictos creen que el resto necesita de su droga para sobrevivir. Y además intentan imponersela al resto o dicho de otra forma que también se ciñe bastante a la lógica de la parábola drogadictos y yonkis del dinero, cree el ladrón que todos son de su condición.

De vuelta al autobús

Supongo que los que quieren cambiar el mundo van en autobús y no en jet privado. Por suerte somos más los que alguna vez nos hemos subido a un autobús que lo segundo, en este almenos somos 40 contra 0, la lucha está ganada ahora solo falta que llegue mañana y nos vayamos cada uno por su lado…

Muchas gracias por leerme

Hola viajero/a ¿que te ha inspirado esta reflexión? Deja tu opinión en los comentarios, mañana a la misma hora tendrás la siguiente parte de esta historia de mi viaje.

Anima a otra gente a romper con todo !Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *