Blog de Will Luna

VIVE, DEJA VIVIR Y SE DIFERENTE

¡Comparte! Agrandemos la comunidad viajera independiente

Yo nací en una ciudad, como ya debéis saber en las ciudades somos los mejores, allí vivimos como se tiene que vivir, tenemos los rincones más bonitos, la mejor comida, la mejor arquitectura… No solo eso, también tenemos ese tipo de vida, ese tipo de vida que todos deberían vivir. 

LA VIDA QUE TODOS DEBERÍAMOS VIVIR 

A medida que una ciudad se vuelve más “cosmopolita”, así le llaman al individualismo ahora, la vida más se va convirtiendo en mujeres y hombres con trajes y corbatas, conversaciones que lentamente van evolucionando desde el quién me follé anoche o cuantas copas me bebí hasta el cuál es tu nuevo plan de inversión, proyecto empresarial o laboral, etc.  

Sin embargo, a esa vida se le escapa algo… 

LO QUE NUNCA NOS ENSEÑARON 

Todo eso está muy bien o no, visto lo visto, esta vida nos está trayendo más problemas que alegrías. 

¿Dónde están los silencios?¿Y la contemplación?¿Dónde queda respirar el aire freso o dejar que te despierte la brisa del mar?¿Está todo empaquetado en el pack «vacaciones de treinta días para desconectar»?

Supongo que gracias a que me enseñaron a dudar de todo quise salir a ver otras vidas. ¿Cuántos ni siquiera saldrán de la ciudad en la que nacieron más que para irse un par de semanas de vacaciones? 

OTRAS VIDAS 

Hay otras vidas, hay vidas destinadas a la meditación, otras a la vida errante, otras al más puro estilo “hippy”. Hay miles de vidas, tantas como personas hay en el mundo y el paso entre descubrirlas o vivir inmiscuido en el onanismo cosmopolita es tan solo tu voluntad de romper con ellas o no, viaja, descubre y vive, no la vida que te han dicho sino la que tu quieras vivir.


¡Comparte! Agrandemos la comunidad viajera independiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *