LA PRIMERA VEZ

LA PRIMERA VEZ


“Aquellas locas historias que cuentan al final del telediario sobre gente que vive en la otra punta del mundo ya no son más que tu día a día”

Es como si cada día fuera la primera vez, no hay un solo segundo en que no descubra algo, no hay un solo momento en el que no aprenda algo. Es como coger toda aquella etapa de tu vida que dicen es la mejor (desde la infancia hasta tu primer trabajo) y vivirla otra vez. Pero esta vez ya no tienes que hacer esto y lo otro, esta vez tu eres el dueño de tu destino y no necesitas ni enseñanzas ni tutores.

La historia a tus pies

Esta vez llega en forma de realidad, la historia esta enfrente tuyo, las piedras de aquellos templos que albergan incontables historias de alegría y sufrimiento acarician tus pies, los árboles que inmóviles y silenciosos guardan los secretos de cada persona que se ha cruzado en su camino, disimulan y callan mientras tú pones un granito más a su experiencia. Aquellas locas historias que cuentan al final del telediario sobre gente que vive en la otra punta del mundo ya no son más que tu día a día. La vida es tan real que hasta cuesta contarla.

Es cómo si ahora si que de verdad te dijeran -ahora que ya sabes cómo vivir, toma ¡vive!- ahora ya puedes construir tu futuro a tu manera, sin barreras ni convencionalismos sociales. Sin el qué dirán o con él y a mí que más me da lo que digan.

Deja un comentario